Tommy Hilfiger: herencia a la vanguardia



No puedo evitar tener debilidad por las firmas que consiguen ser coherentes, que no me dan un susto cuando me acerco a ver la nueva temporada, que evolucionan pero sin sobresaltos, que no son esclavas de las tendencias pasajeras y que puedo gastarme algo más de la cuenta sin cargo de conciencia porque sé que esa prenda está en mi armario para quedarse.

Tommy Hilfiger es una de ella y ha concentrado en esta semana, en la que es difícil destacar con tanto desfile, tres momentos bomba:

Mañana día 19 se inagura una retrospectiva sobre Sam Haskins, en la conocida galería Milk de Nueva York. Fotógafo que acaba de colaborar con el diseñador Tommy Hilfiger en el lanzamiento del libro “Fashion Etcetera”.
Haskins, ligado indiscutiblemente a la moda, es el autor de “Five Girls” un libro emblemático en el que Hilfiger se ha inspirado para crear una colección cápsula (palabro omnipresente en el argot fashionista pero que no deja de olerme a farmacia) compuesta por una camiseta de mujer, una de hombre, una bolsa y un pañuelo.




Esta no es su primera aventura editorial. Puedo testificar que su libro “Iconic America”, recopilación de mitos y hitos estadounidense es un libro divertido y que nos muestra lo familiares para nuestra generación los mitos americanos. Quizás por eso las firmas inspiradas en los valores americanos tienen tanto éxito en Europa.



La segunda bomba mediática ha sido la inauguración de la tienda insignia de la firma en la 5th Avenue. Un local de proporciones faraónicas vertebrado por una escalera blanca central y en el que se puede disfrutar de todas las líneas de la firma, cada una con su propia ambientación.
La fiesta de inauguración tuvo lugar ayer y resultó multitudinaria. Entre otros, asistentes, una guapísima Naomi Watts vestida de blanco y con hombreras.


Y el plato fuerte: la colección primavera 2010 que se presentó ayer sobre la pasarela. Una colección coherente con los tiempos, en la que se pueden encontrar muchas prendas de fondo de armario y otras para deslumbrar.

Los colores: los de su logo, rojo, blanco y azul; más el tierra crudo y el negro.


Un toque: marinero.


Una prenda: vestido de corte sencillo, sexy y ligeramente evasé.


Un clásico: ellos...guapísimos y masculinos.



Desde luego yo ya he sacado del armario mi trench roja de piel charolada de Tommy Hilfiger..algo bueno tiene que tener la lluvia…



Video del desfile de Tommy Hilfiger Spring 2010

Streetstyle

 

Flickr Photostream

Twitter Updates

Meet The Author