VIVIENNE WESTWOOD

Como aperitivo para la conferencia que os recomendamos en otro de nuestros post, aquí van unas líneas sobre la figura de Vivienne Westwood. La información ha sido obtenida en su mayoría de la libreria virtual del Victorian and Albert Museum de Londres, quien le dedicó ua retrospectiva en el año 2004.

Vivienne Isabel Swire nació en Glossopdale, Derbyshire, el 8 de abril de 1941. Su familia se mudó a Londres a finales de los 50.
Dejó la escuela a los 16 años y se matriculó en el Harrow Art Collage, aunque sólo cursó el primer grado.
Siempre se ha considerado a si misma una mujer de la clase trabajadora, siendo la frugalidad y la independencia dos valores fundamentales en el carácter y en las colecciones de Westwood. Ya en los 50 customizaba a la moda su propio uniforme del colegio, haciendo de la aburrida falda recta una falda tubo.
La pareja Vivienne Westwood y Malcolm McLaren era de armas tomar. Ambos habían estudiado arte, confeccionaban prendas y utilizaban la cultura como forma de protesta. La rebeldía fue precisamente la premisa del Punk, movimiento decisivo durante la década de los 7. Vivienne se convirtió en la diseñadora del Punk, liderando el lema “hazlo tu mismo”.
En 1971 la pareja abrió una tienda en Londres. Este local fue cambiando con ellos y se convirtió en algo más que una tienda, en él se celebraban reuniones, fiestas y desfiles; un referente cultural en Londres.
Westwood se vestía con sus propios diseños, consciente de que sus excéntricos materiales y provocadores mensajes sexuales llamaban la atención allí donde iba. Esta actitud desafiante y liberal la hizo muy popular y sigue siendo uno de sus sellos de identidad. Su clientela en aquellos primeros años se componía de una mezcla de prostitutas y voyeurs.
McLaren se convirtió en el manager de los Sex Pistols y Vivienne pudo contemplar desde una perspectiva privilegiada el fenómeno Punk y todo lo que le rodeaba.


El Punk no se puede entender sin su indumentaria, los anillos, clavos, pantalones ajustados, el tartar y a su vez esta indumentaria punk no se puede entender sin Viviente Westwood.
Fue a principios de los 80 cuando Westwood fue consciente de su vocación y éxito como diseñadora. Comenzó a interesarse por la historia y las culturas del mundo. Así su primer desfile se inspiró en el mundo pirata, a este le siguieron otros: inspiraciones étnicas, con referencias a tribus del mundo, al mundo primitivo, a los indios del continente americano, Blade Runner, brujas y ritos mágicos…
En 1984 se mudó a Italia. En esta época lanzó su colección Hypnos, con rosas y verdes fluorescentes y la colección Clint Eastwood, inspirada en las grandes llanuras del Oeste pero con toques italianos y detalles inspirados en las luces de neón de Tokio.
Uno de sus desfiles más populares fue el inspirado en el ballet Petrushka, en él que Vivienne unión la crinolina Victoriana con el tul.
La colección Harris Tweed significó un giro hacia la vestimenta tradicional inglesa y dejó al desbierto su obsesión por la corona. En este desfile aparecen varios de sus clásicos, confeccionados con el Tweed hecho a mano de Escocia.
La diseñadora realizaba dibujos de las prendas de los museos londinenses como inspiración para sus desfiles. Westwood ha evolucionado pero al mismo tiempo se ha mantenido fiel a sus inspiraciones: Inglaterra, la corona, el punk, el arte y la historia. Vivienne Westwood sigue al pie del cañon en lo que a moda y a rebeldia se refiere. En su web se puede acceder a su manifesto, Active Resistance.

Conferencia sobre Vivienne Westwood

Museo del Traje

30 de octubre. 19:00 horas.

Juan de Herrera 2. Madrid

http://museodeltraje.mcu.es/




Streetstyle

 

Flickr Photostream

Twitter Updates

Meet The Author