El escaparate: un arte capaz de salvar la temporada.




El espíritu ochentero está haciendo mella en mi.
Y dentro del revival, me ha dado por el cine.

Puede parecer por el título, que este post va de teoría sobre el visual merchandising pero haciendo honor al mundo de la moda, en el que casi nada es lo que parece, este post va de cine.


En los 80, como en todas las décadas, se estrenó cine bueno y malo pero nadie puede negar que durante esos años el cine hizo gala de uno de sus propósitos: ENTRETENER. Películas divertidas, alegres, aparentemente livianas y para todos lo públicos: John Hughes, Flashdance, Armas de Mujer, La Guerra de la Galaxias...

Y entre las joyas pastiches que he rescatado estos días: "El Maniquí" de Michael Gottlieb; protagonizada por dos actores muy familiares para los seguidores de series fashionistas: Andrew McCarthy (Lipstick Jungle y Royal Pains) y Kim Katrall (Sexo en Nueva York).







Una oda al escaparatismo, una profesión capaz de sacar de la ruina a unos grandes almacenes.
Y una historia de amor con su musa, un maniquí, venida del pasado para pasarse la noche jugeteando por los pasillos y disfrazándose con pieles, pelucas y leotardos estampados.


1 comentarios:

MAKING ICONS dijo...

Viste el post que te deje, de que una de las pelis quemmas me gusto de pequeña, de los 80 es Breathless?En español Sin Aliento, si te gusta Richard Gere, a mi me vuelve loca, lo flipas...

Streetstyle

 

Flickr Photostream

Twitter Updates

Meet The Author