Vanessa Datorre: finalista Premios Nacionales de la Moda

Por Ana Alvaredo

Entrevista a Vanessa Datorre. Concursante y finalista de la XX Edición de los Premios Nacionales de la Moda.


Como anunciamos en el comienzo de esta nueva temporada, nos hemos propuesto seguir la pista a nuevos valores del diseño que comienzan a destacar. Fortuitamente, nos encontramos con Vanesa Datorre, diseñadora e ilustradora que conocimos en Demodé hace poco, en El Premio Nacional de Moda organizado por ANDE y Di_Mad que se celebró en El Matadero de Madrid la semana pasada. De nuestro encuentro surge esta pequeña entrevista donde hablamos más de cerca sobre su trabajo como diseñadora y sobre su colección que muestra el valor diferenciador de su firma. Tuvimos el honor de compartir con ella su llegada hasta la final del certamen y felicitarla por el magnífico trabajo que desarrolla.



¿Tiene título tu colección y si no lo tiene cómo nos la presentarías? ¿En qué idea te has basado para comenzar a desarrollarla?

Sí, se llama Flores Rotas. Es una colección de trasfondo dramático y vintage con influencias Art Decó, siluetas muy marcadas, tejidos fríos y metálicos como el lamé o las lentejuelas. Es casi un trabajo de Alta Costura, artesanal con patrones muy complejos y desestructurados.

Como bien dices, tu colección se basa en un trabajo de Alta Costura y una elaboración artesanal, valores que se están retomando últimamente en el diseño. ¿Crees que es algo en lo que los nuevos diseñadores deberían profundizar más?

Sí, es muy difícil competir con el prêt-à-porter de las grandes empresas y firmas, es la única manera en la que nos podemos desmarcar.
De todas maneras, esto es el principio de la moda. Uno tiene que saber cual es el punto de partida de una prenda, saber como patronar, cortar, coser, bordar.... no sólo es dibujar o leer el Vogue.





¿Cuáles son tus materiales y colores fetiches para crear tus colecciones de fiesta?

Mi color fetiche es el negro. Es la suma de todos los colores. Me gustan los colores sobrios: marinos, verdes botella, granas-rojos, grises...
Mis tejidos favoritos son terciopelo, el crepe, el tul y la gasa.




En esta colección has conseguido darle un toque muy sofisticado a tus prendas usando terciopelo, un tejido que a veces resulta algo difícil de trabajar. ¿Por qué te decidiste por él?

El terciopelo siempre ha estado presente en mi vida. Es un tejido típico de los trajes de gallega y me fascina su brillo y su tacto.
Es sobrio, elegante, regio, aristocrático y delicado en su actitud.

Hemos tenido el privilegio de ver desfilar el diseño que fue seleccionado para participar en el Heering Accesorize 2009 en Singapur. Un vestido que te ha acompañado a través de medio mundo ¿Qué significa para ti esta prenda más allá de su diseño? Quiero decir ¿Está a la venta o “no tiene precio”? ¿Es único? ¿Lo vas a guardar como parte de tu colección privada?

Significa mucho para mí, ese vestido me regaló el día más feliz de mi vida, mi primer premio nacional. El reconocimiento de 9 años de trabajo y me demostró que el esfuerzo vale la pena y que se puede.

Para mí no tiene precio, no sabría cual ponerle, tiene muchas horas de trabajo encima y de noches sin dormir.

Es único, es más, cuando lo ves, sabes que no hay nada ni parecido, es una pieza de museo. ¡Y sí, de momento me lo quedaré!











Presentación del vestido en la final de Singapur.



Tras participar en varios certámenes y tu evolución como diseñadora. ¿Cuáles son los detalles o valores que han ido tomando más relevancia en tus creaciones?

Pues, el trabajo artesanal, lo que hablamos antes. Ahora cuido más los detalles. Desde los botones hasta los forros, procuro buscar detalles diferenciadores. Después también influye tu vida, tus inquietudes y tu madurez, todo eso lo acabas plasmando en tu ropa.






Has completado tu formación como diseñadora con un master en gestión de empresa. ¿Crees que la formación empresarial tendría que tener más peso en la carrera de diseño?

Es fundamental, una firma es una empresa, tiene que dar beneficios. El problema de los diseñadores, es que muchos se olvidan de esta faceta y no llega sólo con tener talento. Hay que tener una buena visión empresarial, es más, es preferible tener una buena visión empresarial y no tanto talento creativo.





Tras esta última jornada maratoniana de los Premios Nacionales de la Moda y llegar a ser una de las finalistas ¿Cuál es tu balance sobre lo visto?

Jajajajaja, aún lo estoy asimilando. Tu lo has dicho ¡ha sido un maratón! Todavía no he hecho un balance, eso se ve con el paso del tiempo.



Tras conocer el resultado del jurado y otorgar el premio a la única colección masculina presentada por Arcadio Rodríguez, ¿te planteas indagar en la moda masculina?

Ya he diseñado hombre, cuando trabajaba en Sfera, estuve haciendo la colección de tricot. Me gusta y disfruté mucho, era todo nuevo para mí. Pero me sigo quedando con mujer, es más creativo.


Por último, con tu experiencia y tras la buena aceptación que ha tenido tu colección en este certamen, ¿qué consejo darías a los diseñadores que se han graduado recientemente y comienzan a presentarse en este tipo de concursos?

Que se formen bien, que no tengan prisa y que crean mucho en ellos mismos. Trabajo, constancia y paciencia.




Queda más que comprobado el savoir faire de esta diseñadora gallega que no duda en apostar por el valor más fuerte de la moda española: la artesanía. Y esta claro que le funciona porque ya ha empezado a recoger los frutos de un trabajo de gran calidad. Desde aquí nuestra enhorabuena y esperamos volver a encontrarnos pronto.


¡Felicidades Vanessa!



Podéis seguir su trabajo en Mítica Illustrations y en su página-fan en Facebook.




Streetstyle

 

Flickr Photostream

Twitter Updates

Meet The Author