CAMISAS DE ONCE VARAS


La lengua está repleta de frases relacionadas con la moda, dichos populares que demuestran la importancia social de la indumentaria a lo largo de la historia.


Dentro de las locuciones relacionadas con la moda esta es una de mis preferidas. Me suele gustar meterme en camisas de once varas...aunque hasta hace bien poco, no sabía donde me metía en realidad.


La vara era una medida estándar, una barra de madera que equivalía a 835,9mm y servía, entre otras cosas, a los comerciantes para medir la tela. Supongo que se refieren a esa misma de la que nos quejamos cuando decimos que "se no usa la misma vara de medir" para unos y otros.


Las camisas de once varas se utilizaban en las ceremonias de adopción. Según explica Gregorio Doval en el libro "Del hecho al dicho", en la Edad Media, el padre se vestía durante la ceremonia con una camisa muy grande bajo la que colocaba a su hijo de forma que la cabeza de ambos, padre y hijo, asomaba por el cuello de la misma prenda. Entonces el padre, besaba a su hijo sellando la unión públicamente.

Otras teoría cuentan que se hacía pasar al recién nacido por la manga y salir por el cuello de la camisa...

Meterse en una camisa de once varas es sinónimo de meterse en un berenjenal...pero esto es ya competencia de un blog gastronómico...



1 comentarios:

Marga - ModaQueMola dijo...

Muy bueno, me ha encantado la explicación!!!

Streetstyle

 

Flickr Photostream

Twitter Updates

Meet The Author