Sobre la elegancia



por Álvaro Sanz

No sé bien porqué, pero llevo tiempo dando vueltas a la elegancia. Será porque la busco y no la encuentro, será porque aspiro a la belleza y la elegancia es una de sus formas, no lo sé, pero os dejo unas reflexiones para que podamos debatir.

Elegante viene de “elegir", y podemos afirmar que significa saber elegir. Nuestras sociedades consumistas ofrecen múltiples alternativas, y eso complica las elecciones. Si se tiene buen gusto, todo es más fácil. Pero esa cualidad -por lo que se ve- no está al alcance de la mayoría. El buen gusto surge de dentro y se exterioriza. Empieza por el orden y la armonía en el modo de ver y de pensar la vida, y acaba reflejándose en la mirada, la conversación, el modo de andar y la forma de vestir y presentarse ante los demás.


Se dice que la elegancia es innata, pero creo que se puede educar.

Mueve a imitación. No es violenta –como la seducción-, sino amable, porque está por encima de lo impulsivo e inmediato. La persona elegante es capaz de conservar una cierta distancia para no perturbar la intimidad del otro. Es una forma de habitar el mundo, con el vestido, pero no solo, también con la atención hacia los demás, las maneras, el interés hacia lo noble y desinteresado, lo que afina el espíritu. Es estético y también ético. El vestido y la conducta son expresión de la persona. Reflejan nuestras tendencias, inclinaciones, preferencias.


La elegancia puede ser sencilla, sobria incluso, y no desea ser llamativa. Decía Yves Saint Laurent: “siempre he huido de los artificios porque no los comparto. El disfraz no es para vestir, es para hepatar.”







4 comentarios:

Ele dijo...

Llevo leyéndote desde que me inscribí para las jornadas de blogs. Tus post me hacen qué pensar. Después de leer el post de los fotógrafos me quedé con las ganas de comentarte. Ayer leí el de la mujer americana en el Met y, hoy, después de ver el resultado de la gala del Metropolitan Museum of NYC he comprendido tu mensaje... Pero hoy ya no me he podido resistir a comentar tu post. Estoy totalmente de acuerdo contigo, la elegancia es innata.
Me encanta cómo escribes, y después de leer tus post -no sé si me pasa sólo a mí- hace que mi mente, de manera automática, se disponga a reflexionar.
Un beso!

DeMoDé dijo...

Ele, un placer. Pero he de decirte que el post sobre la elegancia lo firma Álvaro Sanz, un amigo y colaborador. También tengo que decirte que en este blog a la gente le da a veces reparo comentar pero luego me comentan por email que les ha gustado. Me alegra saber que aunque no siempre comenten, sirve de reflexión. De eso se trata. La moda es de todos!

ABIR dijo...

Qué fácil parece ser elegante leyendo tus palabras... tienes toda la razón... la elegancia nace de dentro, pero también (en algunos casos, aunque no muchos) se puede educar... de mayor quiero ser elegante!

Genial comentario!

Un beso para Demodé (Qué tal os va???)

DeMoDé dijo...

Abir!! Por este lado del ciberespacio, todo tranquilo. Descansando después de las Jornadas de Blogs de Moda y haciendo balance y tomando fuerzas.
Un besito fuerte y ya sabes que esta es tu casa, para cuando quieras.

Streetstyle

 

Flickr Photostream

Twitter Updates

Meet The Author