Malasaña. El barrio más retro by Ana Alvaredo



En mi opinión, si hay que hablar de barrios con encanto, para mí, Malasaña se lleva la medalla de oro. La oferta es muy amplia, es más, si quieres puedes hacer todo tu día a día sin salir del barrio, ya que comercios de toda la vida y ultramarinos se entremezclan con las tiendas y bares más vanguardistas.


En el barrio de Malasaña encontramos gran variedad de tiendas vintage y/o de ropa de segunda mano para todos los estilos y bolsillos con estéticas de lo más variopintas. En la calle Corredera Alta de San Pablo 4 se ubica Retro City, tienda vintage con una gran gama de prendas femeninas y masculinas, así como todo tipo de complementos y a un precio muy asequible. Aunque no se sea muy aficionado a las prendas de segunda mano, merece la pena echar un vistazo a su colección de camisetas, bolsos y demás accesorios como cinturones o pañuelos. Y para los más arriesgados; vestidos, blazers y multitud de zapatos. Por último, añadir que si siempre has buscado botas al más estilo cowboy, en Retro City siempre tienen algún que otro modelo interesante.





Nada más girar la esquina, aparecemos en la Calle Espíritu Santo, una de las más transitadas y con más vida de todo el barrio. Aquí tenemos El Templo del Susú, espacio de moda vintage que hay que destacar por la buena oferta que tienen, ya que prácticamente todas las semanas tiene algo nuevo e interesante. En el tema accesorios son los reyes, sobretodo en las gafas de sol y en la bisutería. Si buscáis pañuelos con estampados diferentes y aun precio increíblemente atractivo no dudéis en visitarla. En alguna que otra ocasión, encontraréis bolsos y pequeñas maletas que no tienen nada que envidiar a los actuales y a precios muy económicos. Para encontrar alguna prenda que destaque por su originalidad hay que ir con ganas de rebuscar y probarse, pero por sus precios merece la pena invertir y hacerla algún que otro arreglo. Si sois de los que os gusta permitiros un capricho muy a menudo, os aseguro que siempre encontraréis algún accesorio perfecto para rematar vuestros estilismos. Los dueños de El Templo del Susú son encantadores y muy dispuestos a echarte una mano.

En esta misma calle, unos números más adelante, está Lolina Café Vintage, una cafetería que nos teletransporta al salón de cualquier casa de los años 60´. Toda su decoración se compone de muebles, lámparas, radios, espejos... de las épocas de los 50, 60 y 70. Papeles pintados en sus paredes que le dan un aire muy ye-ye y acogedor. La planta de arriba sigue la misma filosofía con silloncitos de lo más cómodos que hacen que tomarse un simple té se convierta en una experiencia muy placentera. Por supuesto que su carta no tiene nada que desmerecer a lo exquisito de su decoración. Gran variedad de pasteles, tartas, cocktails y tostas calientes para alargar la tertulia hasta la cena.




Ya que hablamos de sitios con encanto, cerca de esta cafetería, exactamente en la Calle San Andrés encontramos un pequeño espacio de venta de golosinas que os enamorará nada más ver su escaparate. Amarena, que así es como se llama la tienda, es realmente pequeña pero con su decoración y todas las golosinas que tiene os parecerá todo un mundo a descubrir. Tiene una estética de lo más cuidada y ,para mí gusto, es un gran ejemplo de cómo sacar provecho a un espacio reducido y hacer aún más atractivo el producto que se ofrece. Nadie se resiste a llevarse algún que otro caramelo...






En la Calle del Barco 42 se encuentra la famosa tienda Corachán y Delgado, un espacio muy cuidado con prendas y accesorios muy codiciados para que formen parte de cualquier armario de los amantes del vintage. La selección de sus colecciones te garantiza el llevarte prendas muy bien conservada y en perfecto estado. Esta tienda es idónea para encontrar vestidos de épocas pasadas para eventos u ocasiones especiales.




En esta zona, pero justo al otro lado de Fuencarral, concretamente en la Calle Hernán Cortés, en menos de veinte pasos tenemos a nuestra disposición varios espacios que merece la pena tener en cuenta. Desde Vintage Lotta, con su selección de moda vintage y diseño escandinavo, a Vintage Madrid, un pequeño comercio con cantidades inmensas de prendas y accesorios. Me encanta por la gran cantidad de sombreros que tienen.







En esta misma calle os recomiendo visitar la librería Panta Rhei y quedaréis fascinados por todos sus libros especializados en diseño, fotografía e ilustración. Os costará salir de ella con todo lo que tenéis para ojear. Enfrente, La Pelu, algo más que una peluquería con un estilo muy marcado tiene su sede aquí en Madrid. Esta peluquería originaria de Barcelona,en el Barri Gòtic, es una de las más famosas de la ciudad condal, y cómo no, en Madrid también se ha hecho un hueco en las rutas de los más asiduos a Fuencarral.








He dejado para el final la Calle Pez, la cual atraviesa Malasaña de principio a fin y de las que mejor guarda la esencia de este barrio mezclando comercios de toda la vida con bazares chinos y tiendas de moda de todo tipo, desde multimarcas a tiendas-talleres de jóvenes diseñadores. En mi aportación a este barrio creo que es importante conocer tres tiendas básicas para defenderse por la zona.


En primer lugar, Pezzera, tienda-taller de más de tres años de antigüedad y cuya venta se centra principalmente en tocados hechos por ellas mismas. Tampoco faltan sus diseños de bolsos, bisutería y prendas de vestir. En el mismo espacio, en la planta de arriba, su taller donde aparte de crear sus colecciones también customizan aquellos objetos que sus clientes deseen.



En la Calle Pez 19, el Hotel Abalú no deja indiferente a nadie. Un hotel donde prima el diseño y la decoración como elemento diferenciador al resto de hoteles de la zona. Cada habitación tiene una ambientación única y especial, y ellos mismos te ofrecen la posibilidad de dormir cada noche es un estancia diferente para descubrir cada una de ellas dentro de una oferta especial. La última tecnología también es protagonista de cada rincón de este acogedor hotel. Su cafetería, el Beauty Bar, con un gran escaparate hacia la calle consigue que cualquier viandante dedique unos segundos a observar todos los detalles que aguarda este pequeño local de aire afrancesado.











Para acabar esta maratoniana ruta, Japanese Closet, espacio multimarca en la Calle Pez y en la Calle Corredera Alta de San Pablo. Un lugar muy amplio y tranquilo para descubrir firmas como American Retro o Fred Perry entre muchas otras.



Ya sabéis, calzaros de lo más cómodo sin descuidar vuestro look y dejaros hechizar por este encantador barrio. Que más le puedes pedir a Madrid....


5 comentarios:

Ele dijo...

Hace dos años fui con mi novio al Metro Rock porque venía Bad Religion, uno de sus grupos de cabecera, como fui con él me obsequió con un fin de semana en el HOTEL ABALÚ. Una suite estupenda con jacuzzi, un diseño exquisito. Muy recomendable, y eso que el Hotel todavía no estaba acabado.

Maialen dijo...

eiiii, Alberto uno de mis mejores amigos vive3 ahi, y si es un barrio genial! Me encanta pasear, me siento libre, tiene un encanto especial, Que tiene madrid que te da ganas de ser artista???

DeMoDé dijo...

¡La librería Panta Rhei me encanta!

ABIR dijo...

Ana! Tenemos que hacer esta ruta! cuando termminéis en el Iart, que me tienes que enseñar Triball! jeje
Suerte con el proyecto! ^_^

Elena Sabbatik dijo...

Preciosos sitios con encanto!

Streetstyle

 

Flickr Photostream

Twitter Updates

Meet The Author