ALBERT ELBAZ SS'08


“Después de un día duro, me despierto a la mañana siguiente y me siento feliz, porque, ¿Cuántas personas tienen la habilidad para tener un sueño, y la capacidad para rodearse de un equipo que lo convierte en realidad? That’s fabulous!”.

Con esta afirmación el creador artístico de Lanvin, ponía punto final a su desfile para la próxima temporada primavera verano 2008, y despertaba en mí, la admiración y respeto por un hombre discreto y talentoso.
Para esta temporada, Albert Elbaz reinterpreta la silueta de la clásica estética romana, y rescata su prenda insignia para crear la nueva toga del siglo XXI. ¿El resultado? Vestidos espléndidos, ligeros y vapororos en colores llamativos como el azul eléctrico, el amarillo limón o el verde clorofila. Atrás queda la época de la apariencia rígida y lineal. Vuelve la simplicidad de formas bajo el fondo controlado de volúmenes.
Con la misma sencillez aparente, el diseñador rinde su particular homenaje al continente africano de la mano de petites robes coloridas con detalles en madera y formas geométricas bordadas en pedrería.


La moda tiene una connotación casi vulgar, que en mi opinión tiene mucho que ver con el factor tiempo, como si una lejana voz, sin nombre y apellidos se esforzara en gritar: todo vale. Yo, me obstino en pensar que hay algo más detrás de una industria que mueve al año millones de euros, y me quedo con la reflexión de Albert Elbaz, que nos muestra el lado más humano de la moda, y nos invita a recorrer el estrecho sendero que separa a la realidad de los sueños.


0 comentarios:

Streetstyle

 

Flickr Photostream

Twitter Updates

Meet The Author